España

Carla Santiago, primera senadora gitana

Es el momento de las mujeres y es el momento de las mujeres gitanas

Madrid- 24 de junio de 2019

La mediadora social y representante del pueblo gitano Carla Santiago fue una de las grandes novedades en la lista de Ignacio Aguado (Ciudadanos) para la Asamblea de Madrid, pero ahora derriba otra barrera: será la primera senadora gitana en la historia de la democracia española. Elegida por designación autonómica por, asegura que asume el reto "sin miedo", y atiende a 20minutos para revelar sus sensaciones de recién llegada a la política.

¿Cómo le suena eso de ser la primera senadora gitana?

La verdad es que viviéndolo dentro del colectivo es una gran ilusión y también un gran reto y una gran responsabilidad. Lo asumo con mucho compromiso. Esto va a repercutir no solo en mi colectivo, sino también otros colectivos que son de los más vulnerables. Efectivamente se marca un antes y un después.

Sara Giménez en el Congreso, ahora usted...¿es una manera de dejar atrás ciertos estigmas respecto al pueblo gitano?

Por supuesto. El pueblo gitano, realmente, carece de referentes. Cuando se aprueba la Constitución aparece Juan de Dios Ramírez Heredia -exeurodiputado del PSOE, entre otros cargos-, que ya fue un referente tanto a nivel político como a nivel social. Pero hay otro condición, y es que las mujeres gitanas somos las invisibles de los invisibles y el que aparezcan no una, sino dos mujeres en las Cámaras es un espejo donde mirarse no solo para las mujeres gitanas, también para el resto de la sociedad. Vamos a dar una imagen diferente al prejuicio y a mostrar lo que realmente somos.

¿No da cierto vértigo?

Hay que matizar en qué sentido. Evidentemente es un reto nuevo con muchas responsabilidad, pero creo que la trayectoria profesional que tenemos (incluye a Sara Giménez) muestra que esto solo es un paso más en el liderazgo. El emponderamiento de las mujeres tiene que ir acompañado de liderazgo y de toma de decisión. Asumimos el reto, pero también es una gran ilusión. Es el momento de las mujeres y es el momento de las mujeres gitanas.

¿Qué cree que debe aprender todavía la sociedad?

A nivel social hay que entender que ya el azar de nacimiento te coloca en una posición de desventaja. No nos paramos a pensar en ello. El pueblo tiene un estátus social bajo y subirse a la igualdad de oportunidades es complicado. Hay que normalizar que somos una cultura con mucho peso en España y en Madrid, que hemos compartido nuestros valores con los vecinos de nuestros barrios. Hemos aportado mucho a la cultura y a la sociedad, y ese reconocimiento no se pone en valor. Con estos pasos en política se va a conseguir.
 

Fuente: 20 minutos

Mundo gitano - Gypsy World