Europa

La policía italiana detiene a 80 camorristas en Nápoles

El poderoso clan Sarno, que generó el pogromo gitano de Ponticelli el año pasado, traficaba con cocaína importada de España

Dos agentes de la policía italiana escoltan a Luisa Terracciano, jefa del clan Orefice-Terracciano-Arlistico.- FRANCE PRESS
 

Por: Miguel Mora - Roma 28/05/2009

La policía y los carabineros de Nápoles han realizado esta noche más de 80 arrestos en dos operaciones contra la Camorra y el tráfico de droga callejero. Tres clanes que operaban en la capital y la zona periférica del Vesubio han sido desarticulados bajo acusaciones de delito mafioso, extorsión, usura y tráfico de estupefacientes.

La Dirección Antimafia de Nápoles ha informado de que el potente clan Sarno se había infiltrado en los carteles de las zonas urbanas cercanas a Nápoles, extorsionando a comerciantes y traficando con cocaína importada a través de España.

La investigación revela que los Sarno habían extendido sus redes por toda la provincia napolitana, incluida la capital, salvo la zona de Nola. Entre los detenidos durante la noche en Ponticelli y otros barrios y pueblos hay diez mujeres. Una de ellas, Luisa Terracciano, de 48 años, está considerada la jefa del clan Orefice-Terracciano-Arlistico

El clan Sarno fue el responsable de los ataques contra los campamentos gitanos de Ponticelli el año pasado. La excusa para desencadenar el pogromo, que incendió y destruyó las chabolas de decenas de familias rumanas, fue que una mujer perteneciente a una de las familias del clan acusó a una adolescente gitana de haber intentado robarle a su bebé. La joven rumana, llamada Angela, fue detenida y condenada sin más pruebas que la acusación de la mujer, y hoy sigue ingresada en la cárcel de menores de Nápoles después de que el Tribunal de Apelación confirmara la sentencia.

La Camorra mata a un rumano gitano

Ayer un ciudadano rumano de etnia romaní fue asesinado por dos hombres en pleno centro de Nápoles. Fue una muerte típica de Camorra. Los asesinos, que iban vestidos con camisetas del Nápoles, tirotearon al joven rumano, de 25 años, en la estación Cumana de Montesanto, en pleno centro de la ciudad. Una bala perdida alcanzó en un hombro a un chico de 14 años que jugaba en la plaza. Los dos camorristas persiguieron a tiros al joven gitano hasta los andenes de la estación, y allí le remataron con una cuchillada en el cuello.

En otra operación, la policía ha detenido a 27 personas, cinco de ellas menores, que vendían cocaína en una plaza llamada Oasis del Buen Pastor.

Fuente: ELPAIS.com

COMENTA LA NOTICIA

Mundo Gitano – Federación Maranatha