Europa

La educación en el la comunidad Rroma, la clave de la integración

Una escuela en Eslovaquia fomenta el aprendizaje de la lengua Rromaní y su historia como pueblo

 

Eslovaquia - 08/07/2013

 

             “En nuestra escuela la integración y la inclusión ocurren todos los días. Una forma de integración es incorporar la lengua romaní como herramienta de trabajo en las escuelas", dijo la profesora de inglés Jana Luptakova.
 
Monica Pinna, de Euronews, informa: "Eslovaquia es uno de los países con mayor población Rroma de Europa. Representan alrededor del ocho por ciento de la población. En este país su expectativa de vida es 15 años inferior a la media nacional. Sólo el 28 por ciento de los niños asisten a la escuela secundaria y alrededor del 20 por ciento de los hombres romaníes tienen empleo ".
 
Fuimos al ghetto de Moldava nad Bodvou, a unos 25 kilómetros al suroeste de Košice y en este lugar las familias sobreviven con los beneficios del gobierno. De las 750 personas que viven aquí, 420 son niños, y con un gasto de media de 22€ por niño/a.
 
Algunos residentes viven en casas con agua y electricidad y pagan alquiler al gobierno pero el resto de la población Rroma vive en chozas ilegales sin agua, sin electricidad y sin sistema de alcantarillado. Y la población de Moldava no es una excepción.
 
La última encuesta sobre la comunidad romaní se remonta a 2004 con la que se enumeró más de 100 “asentamientos segregados” sólo en la región de Košice (koshisay). Las cifras a nivel nacional casi se triplicaron. En Moldava nad Bodvou, los niños tienen que caminar unos dos kilómetros para llegar a la escuela más cercana y a pesar de la distancia, la inscripción es alta ya que los beneficios sociales para las familias están determinados por la asistencia de sus hijos a la escuela.
 
Los problemas con el sistema educativo eslovaco comienzan durante la educación preescolar. Michaela Csalova, del Centro para el Desarrollo Sostenible de Eslovaquia (ETP) -ENGL, dijo: "El problema es que no se fomenta la educación de los menores de etnia gitana en los jardines de infancia, donde podrían aprender hábitos básicos de higiene, disciplina y luego el primer grado en la escuela primaria". Sería mucho más fácil para ellos, pero no se aceptan en los jardines de infancia aquí en Moldava ". Por esta razón, el Centro para el Desarrollo Sostenible, ETP, ha organizado clases preescolares para integrar a los niños romaníes en la escuela primaria. Estas clases son cruciales para su desarrollo, ya que un gran porcentaje de menores se está ubicando en escuelas especiales para discapacitados mentales, o en clases para todos los romaníes. Esta situación crea una profunda desventaja, según los expertos y los padres.
 
"Los niños romaníes no tienen las mismas oportunidades que los niños no romaníes porque les cuesta ir a la escuela. Es difícil para ellos hablar, leer y escribir en eslovaco. Pero también los padres romaníes deberían hacer un esfuerzo para alentar a los niños a seguir estudiando ”, dijo la madre Alžběta Dudyová.
 
La periodista de Euronews, Monica Pinna, dijo: “Un proyecto en 2008 mostró que la integración es posible. Los alumnos de una escuela de Kremnica lo viven todos los días ”. Kremnica, en el corazón de Eslovaquia, tiene aproximadamente 300 residentes romaníes sobre una población de 5,200 personas. Aquí, la escuela secundaria privada Zefyrin Jiménez Malla está abierta a niños romaníes y no romaníes y está especializada en preparar a los estudiantes marginados para la educación académica. La profesora de inglés Jana Luptakova afirmó que en esta escuela, los niños, romaníes y no romaníes se educan en idioma eslovaco, inglés y también en romaní. La historia del pueblo Rroma también es objeto de estudio y ​​creo que este es el camino adecuado para la integración y estos hechos son característicos de esta escuela. A pesar del hecho de ser una profesora Rromaní, nunca antes había hecho este trabajo.
 
Para algunos de los estudiantes de quinto año, una clase mixta es una experiencia totalmente nueva. Uno de los alumnos, Nicola Pokošová, de diecisiete años, ha pasado todos sus años escolares anteriores en una escuela única de menores Rroma por lo que el cambio no fue fácil. Ella dijo: “Al principio había algunas miradas que me hacían sentir rara y tuve que integrarme. Pensé que me habían rechazado, pero no era cierto. Ellos (los no romaníes) son normales y nos hicimos amigos ”.
 
Esta escuela ofrece a los niños un lugar para aprender y jugar. Las actividades después de la escuela incluyen arte y música; se les anima a desarrollar sus talentos personales. Los estudiantes tienen oportunidades e igual acceso a una educación de calidad. La Directora de la escuela, Jana Tomova, dijo: “Nuestro objetivo es educar a los niños gitanos en la educación integral, porque, por lo general, los niños romaníes se ubican en escuelas especiales donde sólo pueden obtener el equivalente a cuatro años de educación en nueve años. Lo que no es económicamente viable ”.
 
Mejorar la situación de los romaníes se ha convertido en una prioridad social y económica para toda Europa. La integración de los niños y jóvenes gitanos ocupó un lugar destacado en la agenda durante la última Plataforma Europea para la Inclusión de los Gitanos el junio pasado. La Comisión Europea publicó un "informe de progreso" que impulsó a los Estados miembros a implementar sus planes nacionales de integración de los romaníes.
 
La coordinación nacional y europea es clave para resolver un problema complejo según Jàn Hero, el ex jefe de Zefyrin Jiménez Malla que ahora está trabajando en un proyecto de integración romaní para el gobierno eslovaco. Afirmó que para resolver el problema de la educación se han de abordar más esferas como la vivienda, el empleo y la salud donde existen barreras  que limitan el desarrollo adecuado de la educación y estas barreras provienen de la familia, de la comunidad romaní y de la sociedad".
 
Fuente: Euronews    
                 Mundo gitano - Gypsy Word