Europa

Eurodiputados condenan la propuesta de Matteo Salvini de censar a la población gitana

Califican estas políticas de racistas y que recuerdan a "otras épocas"

 

Como réplica a la propuesta del Ministro del Interior italiano Matteo Salvini de realizar un censo de población gitana en Itália, eurodiputados de distintos grupos políticos y en representación de diferentes países mostraron su rechazo a ésta política racista. Condenaron la propuesta en el pleno de Estrasburgo y afirmaron que éste tipo de medidas "recuerdan a otra época", en referencia a la expansión de las políticas fascistas en la Europa del siglo pasado.

La eurodiputada de étnia gitana Soraya Post, afirmó que "ya sabemos las conscuencias de que esta ideología gane terreno en Europa, pero por desgracia tenemos poca memoria". Condenó las propuestas de Salvini y afirmó que el "miedo, la intelorancia y el odio" deben ser combatidos. 

Lívia Járóka, también de origen romaní, afirmó a su vez que condena "todo acto que suponga tratar en términos negativos a mi pueblo". Propuso destinar 120 millones al presupuesto del marco europeo para las estrategias de integración del pueblo gitano hasta el 2020. 

La eurodiputada liberal Cecilia Wikström afirmó "no podemos aceptar que se quiera hacer un censo de los romaníes, ¿queremos volver a los días del fascismo? ¿A aquella época oscura?", que ha animado a denunciar a "cualquiera que ponga en cuestión los derechos de las personas". 

Romeo Franz, eurodiputado del grupo los Verdes recuerda que "este Parlamento dejó muy claro que censar a la población gitana era inconstitucional e inaceptable, usted señor Salvini quiere criminalizar a toda una minoría y está atizando conscientemente el odio y el racismo. Cuando alguien pide que se haga un censo de este tipo en Europa desconoce la historia del nacionalsocialismo o bien responde a una ideología nacionalista y racista, y cualquiera de estas dos posibilidades deslegitiman a un ministro en un Estado de derecho". 

La eurodiputada de Izquierda Unitaria, Barbara Spinelli, aseguró que "el Gobierno italiano debería recordar que recoger datos de forma discriminatoria fue condenado por el Tribunal Civil de Roma en 2012, y el reglamento europeo de protección de datos impide que se recaben datos discriminando a las personas". Terminó su intervención afirmando que "Salvini ha transformado un censo en una clasificación étnica que nos recuerda a tiempos oscuros". 

 

Mundo Gitano - Gypsy World