Spain Rroma

  • La guardia civil se enfrentará a gitanos e inmigrantes en un torneo de fútbol en Cartaya

    Se recogerán alimentos no perecederos y juguetes a modo de entrada y la recaudación irá destinada a los colectivos más necesitados

           

    Lepe 10/12/2018 

                      Los Alcaldes de Cartaya, Juan Miguel Polo y Lepe Juan Manuel González, acompañados por el Coronel de la Guardia Civil, Ezequiel Romero,  van a presentar mañana martes una iniciativa solidaria consistente en la celebración de un torneo triangular de fútbol en el que participarán miembros del colectivo gitano y miembros de los asentamientos de inmigrantes de Lepe.

    El partido de fútbol triangular se jugará el domingo, 16 de diciembre, a las 10,30 horas en el Estadio Municipal de Cartaya. Se recogerán alimentos no perecederos y juguetes a modo de entrada y la recaudación irá destinada a los colectivos más necesitados de ambos municipios.
    Los Alcaldes de Lepe, Juan Manuel González, y Cartaya, Juan Miguel Polo, así como el Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, ofrecerán una rueda de prensa para presentar el próximo evento deportivo benéfico organizado por la Guardia Civil y que cuenta con la colaboración de ambos ayuntamientos.

    Se trata de un partido de fútbol triangular, con tres equipos participantes, formados por Guardia Civil, comunidad gitana y asentamientos, que se jugará el domingo, 16 de diciembre, a las 10,30 horas en el Estadio Municipal de Cartaya. Se recogerán alimentos no perecederos y juguetes a modo de entrada al evento deportivo solidario y la recaudación irá destinada a los colectivos más necesitados de ambos municipios.

    Fuente: diariodehuelva

                                                                                                                  Mundo gitano - Gypsy World

  • Música para evitar la exclusión de los niños romaníes de Moldavia

    Cantar en un coro puede beneficiar a los menores de la comunidad gitana, que demasiadas veces se enfrentan a la discriminación

     

                                                                                                                   "Los integrantes del coro La La Play". Unicef Moldavia

     

    Moldavia - 06/02/2019         

               La música nunca ha sido una de mis habilidades. A nuestros aliados de la Joven Orquesta Nacional de Moldavia, con una amplia formación musical, les llevó un tiempo convencerme a mí, una analfabeta musical, de que cantar en un coro podría tener numerosos beneficios para niños que, demasiadas veces, se enfrentan a la discriminación, como los de la comunidad romaní.

    Sabía que en el pasado había músicos romaníes conocidos como lăutari. Sin embargo, aunque estábamos sopesando la posibilidad de iniciar un proyecto de inclusión a través de la música, todavía tenía la impresión de que la práctica musical, especialmente la clásica, era una especie de privilegio; de que el arte es para expertos y personas con estudios superiores. Conocía a muchos jóvenes músicos con talento, que formaban parte de un grupo pequeño y selecto de personas con instrucción musical, la mayoría de ellas gracias a costosas clases privadas y propietarias de un instrumento profesional.

    Una familia típica romaní de un pequeño pueblo moldavo no tendría los recursos necesarios para formar parte de ese mundo. De hecho, los romaníes son uno de los grupos minoritarios más desfavorecidos de Europa y Asia Central; también en Moldavia. La mitad de los niños romaníes en Moldavia no está en la escuela primaria ni secundaria, y solo uno de cada cinco va a la infantil. A menudo, estos niños entran tarde en el sistema educativo y lo abandonan antes debido al estigma, la discriminación y la pobreza. El matrimonio infantil y las tasas de abandono escolar están estrechamente relacionados, sobre todo en el caso de las niñas.

    Take Zinaida Maristan vive en el pueblo de Ciocâlteni, en el distrito de Orhei, y tiene cuatro hijos. Ella no tuvo la oportunidad de desarrollar una carrera musical, pese a su talento natural. En la comunidad romaní en la que creció, las niñas raramente perseguían el sueño de la educación. Zinaida, como muchas mujeres romaníes en Moldavia, se casó joven. Muchas familias ven en el matrimonio una manera de proteger a las niñas y lo perciben como una tradición valorada. En realidad, estas bodas aumentan las desigualdades para las niñas y limitan sus oportunidades.

    No para la hija de Zinaida, Elizaveta, que hace seis meses se incorporó al proyecto de inclusión musical de Unicef Moldavia. Su voz nunca se había escuchado más allá de su pequeña comunidad. Ahora Elizaveta es vocalista del coro La La Play, y ya ha experimentado cómo el poder de la música puede mejorar las vidas de los jóvenes. Me contó que se había sentido valorada y que ahora tiene un nuevo grupo de amigos que proceden de diferentes partes del país.

    Lo que más me gusta de mi trabajo es dar oportunidades a niños y jóvenes como Elizaveta. El mundo está cambiando y nuestro trabajo contribuye a ese cambio. En Moldavia la música clásica era un privilegio para las élites, pero hoy está al alcance de los niños más vulnerables del país.

    Son pequeños pasos que marcan la diferencia para los niños y jóvenes a los que es más difícil llegar. En un coro, todos los cantantes se funden en una sola voz. La música es inclusiva, representa el modelo de sociedad que queremos.

    Fuente: El País               

                                                                                                      Mundo gitano - Gypsy World

     

     

     

     

  • Ian Hancock, lingüista romaní de la Universidad de Texas, recibió el título de ‘Oficial de la Orden del Imperio Británico’

    Hancock lucha por los derechos de romaníes publicando docenas de artículos y libros desde una perspectiva antropológica, histórica y lingüística

    República Checa - 04/01/2019

    Retrato del renombrado lingüista romaní Ian Hancock / Hans Jørgen Brun

     

         A pocos días de finalizar el año 2018, Ian Hancock, un renombrado lingüista de origen romaní que ha contribuido a la comprensión de la lingüística criolla, la lengua romaní y la emancipación de los romaníes, fue nombrado ‘Oficial de la Orden del Imperio Británico’ un galardón que le entregó la Reina Isabel II. ‘Me sorprendió mucho saber que me habían otorgado este honor. Creo que se debería honrar a muchos otros que han contribuido mucho más a la lucha por nuestra gente que a mí’, dijo Hancock antes de su próxima visita a la República Checa.

    ‘Me invitaron a unirme a la comisión encargada de construir el memorial a nuestros romaníes que fueron asesinados durante el Holocausto en la localidad de Lety, en la actual República Checa, explicó Hancock. El renombrado lingüista, cuyo nombre romaní es Yanko le Redžosko, ha escrito numerosos trabajos académicos sobre las lenguas criollas, la historia de los romaníes y la lengua romaní.

    Desde 1972 hasta hace pocos años, Hancock daba conferencias en la Universidad de Texas en Austin, donde llegó a dirigir el departamento de Estudios Romaníes. En 1978 comenzó a trabajar con Yul Brynner y Ronald Lee en diferentes organizaciones internacionales romaníes. Hancock lleva mucho tiempo luchando por los derechos de los romaníes. Ha publicado docenas de artículos y libros sobre gitanos desde una perspectiva antropológica, histórica y lingüística.

    Una de las publicaciones más conocidas de él es ‘El síndrome del Paria’, publicado en la traducción checa como ‘Země utrpění’ (Signeta 2001), que analiza la situación de los romaníes después de la Segunda Guerra Mundial. Se le conoce por haber introducido el término ‘porrajmos’ como un término en lengua romaní para hacer referencia al genocidio cometido por los nazis contra los romaníes.

     

    Fuente: Romea.cz

    Mundo gitano - Gypsy World